La decisión de Cuauhtémoc Blanco de retirarse de la selección mexicana la víspera en el juego eliminatorio para la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 frente a Canadá tomó por sorpresa a jugadores de Cruz Azul.

Para el defensa central Joaquín Beltrán el anuncio que hizo el jugador de Chicago Fire de disputar anoche su último encuentro con el “Tri” en el estadio Víctor Manuel Reyna, en Chiapas, fue completamente inesperado.

Tras aceptar que era complicado enfrentarse a Blanco como rival, comentó que se le hacía raro hablar de su despedida cuando todavía seguirá en activo en la Liga Mayor de Futbol de Estados Unidos pues sólo jugó su último encuentro con la selección nacional y consideró que sin duda es un virtuoso como jugador.

Para el zaguero central de La Máquina no pueden tomarse como argumentos el que Blanco no sea capaz de jugar al mismo ritmo y dinámica que pretende establecer el sueco Sven Goran Eriksson en el “Tri”.

A su vez, el joven César Villaluz consideró que será complicado encontrar a un elemento de las mismas características de Blanco.

Pero no cabe duda que es un jugador que ha marcado diferencia a lo largo de su trayectoria en el futbol mexicano e internacional.