Pues así es la gran decepción como muchos la llaman, el tri de corazón como otros la aclaman juega mañana en punto de las 20:00 hrs en el estadio azteca.

No se a mencionado mucho acerca de el Sr. Sven-Goran Eriksson pero es cierto que a causado una gran incógnita en el desempeño que realizara como director técnico del Tri, esta ocasión nos toca jugar contra nuestro similar de Honduras y como muchos dicen el Tricolor es el favorito.

En lo personal este partido es difícil y clave pues en el se van a ver reflejadas las pocas horas de entrenamiento y se pondrá a prueba la capacidad técnica del nuevo líder del tricolor así como la unión que mucho falta en el equipo.

Ambas partes sienten que tienen para este encuentro la mejor selección de su historia porque está compuesta por jugadores enrolados en el extranjero, siendo once por la mexicana y ocho por la hondureña.

El problema de los mexicanos es que por primera vez van a jugar un partido bajo la batuta de Eriksson como se los comentaba y con tan sólo un día de entrenamiento juntos, lo que significa que hay muchas dudas en cuanto el entendimiento en todos las jugadores.

para el Tri juegan convocados por Eriksson:

Defensas.

Ricardo Osorio (Stuttgart).

Carlos Salcido y Francisco Javier Rodríguez (PSV Eindhoven).

Aarón Galindo (Eintracht Frankfurt).

Rafael Márquez (Barcelona).

Medio Campo.

Pável Pardo (Stuttgart).

Andrés Guardado (Deportivo).

Giovani Dos Santos (Tottenham).

Delantera.

Omar Bravo (Deportivo).

Carlos Vela (Arsenal).

Cuauhtémoc Blanco (Chicago Fire).

Guillermo Franco (Villarreal).

Este encuentro corresponde al inicio de la tercera ronda clasificatoria de la Concacaf hacia la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, dentro del Grupo Dos que también integran Canadá y Jamaica.

Esta va ser la décima tercera vez que se enfrenten ambas selecciones en una eliminatoria mundialista. Los mexicanos arrollan a los hondureños con siete victorias por dos de ellos y han empatado en tres ocasiones. Los tricolores han anotado 23 goles y los bicolores nueve así que echen las apuestas y que gane el mejor.