Robert Downy Jr. y Joe Fraveau, protagonista y director, respectivamente, de “Iron man”, afirmaron  que su intención al filmar esta película, no estuvo centrada en un trasfondo político, sino en realizar una producción entretenida y que pudiera disfrutar la familia.

Ambos respondieron solamente a 10 preguntas de la prensa, convocada hoy en un hotel del Centro Histórico de la Ciudad de México, en el que aparecieron 60 minutos después de la hora convocada.   De buen humor y hasta bromista, Downey dijo sentirse como si estuviera en una asamblea de las Naciones Unidas, luego de que les fueran entregados los intercomunicadores, a través de los que escucharían a los traductores.   Para Joe Favreau fue interesante plasmar al personaje de Marvel, dado que resultó como trasladar uno de esos seres mitológicos, con una connotación de humor y sobre, todo, por la posibilidad de desarrollar un papel previamente planificado entre un actor y el director.
“Para mí, `Tony Stark”, el científico multimillonario, era un cuate muy antiperfecto y quiero ser honesto, al decirles que esperaba que me cuestionaran por qué decidimos llevarlo a la pantalla”, señaló de entrada Favreau.   El cineasta apuntó que “siempre me dije, ya habrá la oportunidad de concretar la película, y cuando sucedió, consideré que entonces, el que debería interpretar a `Tony Stark”, debía ser Robert Downey Jr”.