fidel-castro-1.jpgfidel-castro.jpg

El convaleciente presidente cubano Fidel Castro reconoció ayer que pensó en la muerte cuando enfermó de gravedad, en julio de 2006, y que en aquellos momentos dedicó toda su energía a corregir un libro con una entrevista biográfica suya.

El extenso volumen de Ramonet hace un recorrido por la vida del mandatario con preguntas incisivas sobre toda su trayectoria desde su infancia pasando por la Revolución, la crisis de octubre o la detención de disidentes en la actualidad e incluye la opinión del ya tan conicido presisaurio sobre temas como la religión, el narcotráfico, la emigración o el futuro.

Su enfermedad se hizo pública el 31 de julio de 2006 mediante un comunicado en la televisión cubana, pero hasta ahora se desconocen los detalles del padecimiento del gobernante, de 81 años. Solo se informó que fue sometido a cirugías intestinales. Inmediatamente, su hermano, el vicepresidente Raúl Castro, se hizo cargo del Ejecutivo de manera interina, junto con varios otros altos funcionarios.

El mandatario cubano fue reelecto el domingo como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Parlamento cubano, que será constituido el 24 de febrero.

Según establece la ley, los integrantes del nuevo órgano legislativo deberán elegir el presidente del Consejo de Estado, cargo que Fidel ocupa actualmente desde 1976. No hay indicios sobre si el líder renovará su mandato. En las últimas semanas, Castro dijo que no se iba a aferrar al poder, aunque por otra parte, elogió a personalidades casi centenarias que seguían trabajando.

No cabe duda que cuando este Sr. se aferra a algo lo hace con ganas y pues al parecer aun hay Fidel Castro para unos cuantos años más.