Y para los que fuman ahora si les cayó la voladora si quieren saber acerca de la nueva ley que los 49 legisladores aprobaron por unanimidad les dejo este pequeño artículo. El congreso de la capital mexicana aprobó hoy una medida que exige a los dueños de restaurantes, cafeterías, bares y discotecas, entre otros, crear barreras físicas para dividir las áreas de consumidores y no consumidores de tabaco. La actual ley ya contempla que los establecimientos mercantiles deben tener áreas para fumadores y para no fumadores, y este jueves los 49 legisladores presentes en la sesión aprobaron por unanimidad que se prohíba fumar si no existe una barrera física entre ambos tipos de consumidores.Además, las áreas para no fumadores deben ocupar un 70% de los establecimientos y el resto del espacio quedará para los consumidores de tabaco, el cual tendrá que disponer de extractores de humo.La reforma, que debe ser promulgada por el jefe de gobierno de la capital mexicana, Marcelo Ebrard, ha sido criticada por comerciantes que alegan que sufrirán pérdidas porque bajará el número de sus clientes.También propietarios de los establecimientos pequeños argumentan que no tendrán suficiente espacio para crear dos áreas.La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) está dominada por partidos de izquierda, que en los últimos meses aprobaron leyes polémicas, como la que despenaliza el aborto hasta las doce semanas de gestación y la llamada “ley gay” que permite a personas de diferente sexo unirse en sociedades de convivencia.Con la nueva ley contra el tabaquismo, los dueños de los negocios deberán pedir un permiso ante las autoridades locales para iniciar en un tiempo no mayor de seis meses adecuaciones físicas a sus establecimientos.“Quedó muy claro que lo que más importa en este momento es la salud de todos los capitalinos”, explicó en entrevista con Efe el diputado local Xiuh Tenorio por el Partido Nueva Alianza.Aseguró que el tabaquismo provoca más de 60.000 muertes anuales en el país y atender enfermedades provocadas por esta adicción cuesta más de 30.000 millones de pesos (2.750 millones de dólares).Por su parte, la legisladora Celina Saavedra, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), consideró que esta medida busca brindar mayor protección a los no fumadores, pero también “fomentar y fortalecer los programas preventivos y de inhibición al consumo del tabaco” Cifras oficiales señalan que más del 28 por ciento de la población entre 12 y 65 años de edad fuma, mientras un 52,2 por ciento dice ser fumador pasivo.En 2004 fue aprobada la Ley de Protección de la Salud de los No Fumadores del Distrito Federal que prohíbe encender un cigarro en oficinas financieras, centros médicos, de enseñanza o comerciales y cualquier otro local de las instituciones públicas.Además esta medida se extiende al transporte urbano, suburbano y taxis.Las sanciones contra quienes infrinjan la norma irán desde la suspensión temporal del servicio o clausura definitiva del servicio, o bien recibir arresto por 36 horas.La nueva normativa comenzará a aplicarse dos meses después de que sea promulgada.